Te molesto

Te molesto. Te molesto porque río cuando lloras y porque lloro cuando ríes. Te molesto porque puedo galopar tu mundo y el mío sin maquillaje, entrar descalza en una fiesta donde danzan los tacos y los brillos; te molesto porque yo sin brillo estoy brillando demasiado.

Te molesto. Te molestan mis silencios y que yo hable cuando los demás callan. Te molesta que yo diga y grite lo que el resto no se anima u omite. Te molestan mis aviones, mi equipaje, mis caminos y mis metros. Te molesta que sea fiel; a vos, a mis ideas y a mis sentimientos. Te molesta que no te dé lo que no tengo para darte y que no recibas lo que sí tengo y no te doy. Te molesta que no te necesite para comer, para dar vida y para vivir y morir en mil intentos. Te molesta que yo sea yo y no sienta culpa por ello; y te molesta recordar quién he sido, quién soy hoy y quién seré.

Te molesto. Te molesta mi locura, mi soledad y mi compañía, porque no hay molestia más grande que no encontrar lugar para tener cabida. Te molesta mi valentía, mi osadía y mi calma repentina. Te molesta que me asuma diferente y que sea libre, que lo sienta y que lo intente.

Te molesto. Te molesta que me distraiga demasiado de la pena sin alivio, y que no me distraiga tanto de lo que vale la pena y lo que amo. Te molesto porque yo amo con honestidad y con locura, y te molesta que yo no necesite lo que otras piden, porque te quedas vacío de entregas y no encuentras cómo retenerme. Te molesta que te quiera y quererme tanto, y te molesta que ningún tonto me pesque desprevenida para ofrecerme amarras a su cama y a su encanto.

Te molesto. Te molesta que no responda a lo que quieres escuchar porque tu costumbre es esa. Te molesta que sin cirugías, sin altura ni sumisión le pegue un soplo de goce a la vida. Te molesta que el calendario me guiñe un ojo y yo me le cague de risa. Te molesta que sea feliz, pero te molesta también que sufra lo que vos ya has sufrido.

Te molesto. Te molesta mi impertinencia de ver lo que tus ojos ciegan, y te molesta tu ceguera y los bastones rotos de quienes te rodean. Te molesta mi intrepidez de no querer y mi cobardía cuando me caigo, te molesta ofrecer tus alas cuando ambos sabemos que andas rengueando. Te molesta que me moleste tu presencia y te molesta que cada ausencia nos desgarre por dentro. Te molesta que reconozca una historia y le ponga palabras; te molesta tu negación y que yo la encuentre escondida en miedos detrás de tu espalda.

Te molesto. Te molesta mi otoño, mi verano, mi primavera y mi cálido invierno, porque a mí me abrigan las noches y me desnudan de día, mientras a vos te joden los mosquitos y también las tibias compañías.

Te molesto. Te molesto porque me conoces demasiado y lo que conoces te molesta. Te molesto porque te conozco como nadie y no me hago cargo ni lo expongo ni lo digo.

Te molesto. Te molesto tanto que ya me acostumbré a tu dulce molestia, y no me molesta que hoy me moleste tanto que resucites de a ratos… mientras yo brindo por ser quien soy, alzar mi voz, quedar sin vos y sin tu molestia en esta vida.

-Poli Impelli-

 

Plural: 25 Comentarios Añadir valoración

    1. Poli Impelli dice:

      Gracias, María.
      Va otro abrazo de vuelta para ti!

  1. El que se quedo molesto…
    Fue el que se quedó sin puesto!
    Tú, divina como siempre, con la voz que no se calla, la melena despeinado y los tacos siempre puestos. Conquistando todo a tu paso.
    A mí me encantas, pobre del que se moleste, ese es el que se lo pierde.
    Abrazote mi Poli!

    1. Poli Impelli dice:

      Abrazote de vuelta, Awilda. Gracias por dejar tus líneas en mi cuore 🙂

  2. luisjuli2 dice:

    Esos amores molestados no son amores, y con el tiempo no llegan ni a molestias… pues desaparecen entre los molestos desperdicios.
    Espero no molestarte con el comentario Poli 😊

    1. Poli Impelli dice:

      Jajaja, ¡qué claro lo has dicho! Eso quise decir al final… ya no molesta que molesten, jaja.
      Jamás me molestaría ningún comentario, menos uno tuyo, por supuesto. Gracias por pasar y comentar. 🙂

      1. luisjuli2 dice:

        Si no es molestia seguiré leyendo Poli jajajajaja

        1. Poli Impelli dice:

          Jajajaja, eso me provoca sólo gratitud (no hay espacio para “molestias”) jaja. ¡Gracias! 😉

          1. luisjuli2 dice:

            Bueno, gratitud y sonrisas, o por lo menos eso espero!!!!

          2. Poli Impelli dice:

            Dalo por hecho! 🙂

  3. marguimargui dice:

    Con cada vez menos espacio, para seguimos jodiendo. Se nos acaba el tiempo y nos falta el golpe final, darnos por culo hasta no volver a mirarnos… Para volver a de menos echarnos

    1. Poli Impelli dice:

      Jajajaja, maravilloso. Siempre aportando valor a mis entradas, gracias pesha!

      1. marguimargui dice:

        Perra, que más decir, si hablando estoy de más y callada estoy que reviento Jajsha

        1. Poli Impelli dice:

          Habla y calla cuando quieras, solamente equilibra así no revientas 😛

          1. marguimargui dice:

            Seguiré consejos a ver que tal me va jjjjj
            besos perra

          2. Poli Impelli dice:

            😉 Besos back across the ocean

          3. marguimargui dice:

            El olor a sal empapó mi pelo mmmmm 💋💋

  4. torpeyvago dice:

    No debería molestar la sinceridad y el compartir una vida: si anulas al otro ya no es amor. Durante la convivencia sólo molestan las almorranas.

    1. Poli Impelli dice:

      Jajajajaja 🙂
      Desde ya te cuento que jamás conviviría con alguien a quien molesto. Porque justamente coincido con lo que dices. Las almorranas son más aceptables, sin dudas!
      Gracias por estar aquí, van de los míos!

Soy todo oídos... ojos. Bueno, que me cuentes lo que quieras.