¡Sal de ahí!

en

¡Sal de ahí!
Comparto su pensar y su sentir. Me recuerda al “No te detengas”, de Martin Luther King. Porque sea para donde sea, siempre existe una salida. A veces, es necesario cerrar puertas para que otras se abran solas…

Soy todo oídos... ojos. Bueno, que me cuentes lo que quieras.