El río del Olvido

en

La primera vez que fui a Galicia, mis amigos me llevaron al río del Olvido. Mis amigos me dijeron que los legionarios romanos, en los antiguos tiempos imperiales, habían querido invadir estas tierras, pero de aquí no habían pasado: paralizados por el pánico, se habían detenido a la orilla de este río. Y no lo habían atravesado nunca, porque quien cruza el río del Olvido llega a la otra orilla sin saber quién es ni de dónde viene.

Yo estaba empezando mi exilio en España, y pensé: si bastan las aguas de un río para borrar la memoria, ¿qué pasará conmigo, resto de naufragio, que atravesé toda una mar?

Pero yo había estado recorriendo los pueblecitos de Pontevedra y Orense, y había descubierto tabernas y cafés que se llamaban Uruguay, Venezuela o Mi Buenos Aires Querido y cantinas que ofrecían parrilladas o arepas, y por todas partes había banderines de Peñarol y Nacional y Boca Juniors, y todo eso era de los gallegos que habían regresado de América y sentían, ahora, la nostalgia al revés. Ellos se habían marchado de sus aldeas, exiliados como yo, aunque los hubiera corrido la economía y no la policía, y al cabo de muchos años estaban de vuelta en su tierra de origen, y nunca habían olvidado nada. Ni al irse, ni al estar, ni al volver: nunca habían olvidado nada. Y ahora tenían dos memorias y tenían dos patrias.

Eduardo Germán María Hughes Galeano, conocido como Eduardo Galeano (El libro de los abrazos).  Montevideo, Uruguay (1940 – 2015)

Plural: 10 Comentarios Añadir valoración

  1. amca0808 dice:

    Que bello el recorrido Poli. Gracias mil por cita a Galeano.
    Abrazo!

    1. Poli Impelli dice:

      Gracias a ti por leer y comentar 🙂
      Galeano… leerlo “entre líneas” es un verdadero placer.
      ¡Abrazos!

  2. antoncaes dice:

    Hola Poli te he nominado a uno de los premios que puedes pasar a recoger por
    https://antoncaes.wordpress.com/2016/03/20/premios-3/

    1. Poli Impelli dice:

      Antonio, ¡MUCHAS GRACIAS! Por nominarme y avisarme; tomaré el que aún no había recibido.
      Ya le daré una mirada al resto, pero sin dudas, esas tres bellas flores que has mencionado son maravillosas!
      (Silvia, Marina y Margui)
      Gracias de corazón 🙂

  3. efe dice:

    Bonito y grande este articulo, somos de donde estamos y el cariño recibido nunca se olvida.

    Un abrazo.

    1. Poli Impelli dice:

      Así es… jamás se olvida.
      Gracias por pasar, gran abrazo para ti 🙂

  4. Preciosa entrada Poli 🙂 que tengas un maravilloso sábado!!!

    1. Poli Impelli dice:

      Gracias, Silvita, aquí estamos… de sábado soleado 🙂
      Fuerte abrazo para ti, y gracias por dejar tu comentario.

  5. tan hermoso y conmovedor.

    1. Poli Impelli dice:

      Thanks for reading, Kim.
      Así es, no tuve palabras para agregar, ya lo dijo todo Galeano.
      Fuerte abrazo y buen fin de semana 🙂

Soy todo oídos... ojos. Bueno, que me cuentes lo que quieras.