Diálogo

en

―¿Y ahora qué debo hacer?

―Seguir las señales, y abrazar lo que eres.

―¿Lo que soy?

―Sí, lo que eres. Eres lo que tocas, lo que hueles, lo que palpas, lo que comes, lo que sueñas, lo que ves, lo que sientes… Abraza todo eso y mira despierto quién eres.

―Si me das una garantía, lo haré.

Te la daré en detalle y la verás, tan pronto como te pongas en marcha… Ahí estaré.

Gracias… Creo en ti.

―¿En mí? Cree en ti. Ahí estaré…

 

 – Poli Impelli –

Soy todo oídos... ojos. Bueno, que me cuentes lo que quieras.